Relaciones semánticas entre las palabras. Los campos semánticos. La denotación y la connotación. La sinonimia y la antonimia. La polisemia y la homonimia.

relaciones_significado

La semántica es la parte de la lingüística que estudia el significado de las palabras, oraciones y expresiones del lenguaje. La semántica analiza fenómenos como:

  1. Los campos semánticos
  2. La denotación y la connotación
  3. La sinonimia y la antonimia
  4. La polisemia y la homonimia
  5. Los modismos y frases hechas, refranes…

Nosotros de momento solo vamos a ver los 4 primeros.

  1. Campo semántico

Todas las palabras que mantienen entre sí una relación d e significado forman parte de un mismo campo semántico. Por ejemplo:

• Clavel, rosa, amapola, tulipán… pertenecen al campo semántico de las flores.

• Estantería, mesa, silla, sofá, cama, armario, sillón… forman parte del campo semántico de los muebles.

Entre las palabras que forman un campo semántico pueden existir relaciones de hiponimia e hiperonimia:

  • Una palabra es hipónima de otra si su significado está englobado en ella. Por ejemplo, naranjada es hipónimo de bebida; melocotón es hipónimo de fruta.
  • Una palabra es hiperónima de otra si su significado engloba el significado de ésta. Por ejemplo, bebida es hiperónimo de naranjada; fruta es hiperónimo de melocotón.

Un hiperónimo puede ser hipónimo de otro más amplio. Así, dálmata es un hipónimo de perro, que, a su vez, es un hipónimo de mamífero, y éste lo es de animal, que también es un hipónimo de servivo.

2. Denotación y connotación

Denotación y connotación son conceptos que se relacionan con el significado o significados que nos transmiten las palabras:

2.1. La denotación consiste en el significado objetivo de una palabra: el que aparece en alguna de las definiciones que encontramos en el diccionario y que es común a todos los hablantes de esa lengua. Por ejemplo, cuando se utiliza la palabra rojo para definir un color en concreto.

2.2. La connotación es el conjunto de significados subjetivos (emociones, sentimientos, asociaciones personales, etc.) que añadimos y asociamos a las palabras. Por ejemplo, la palabra rojo se asocia a la pasión o la violencia.

El uso denotativo de las palabras abunda en los textos científicos, técnicos e informativos. En cambio, encontramos un predominio de la connotación en los textos literarios, publicitarios y de opinión.

3. Sinonimia y antonimia

3.1. La sinonimia es un fenómeno semántico por el cual un mismo concepto o idea puede ser expresado con dos o más palabras distintas. Las palabras sinónimas poseen, por lo tanto, un significado igual o muy parecido dentro de un mismo contexto. Clases de sinonimia:

  • SINÓNIMOS TOTALES o ABSOLUTOS. Cuando son intercambiables en cualquier contexto: comenzar/iniciar; mechero/encendedor; nevera/frigorífico.
  • SINÓNIMOS PARCIALES. Cuando dos o más términos tienen el mismo significado, pero entre ellos existen matices que no los hacen intercambiables en todos los contextos: caminar/deambular.

3.2. La antonimia es un fenómeno semántico que se produce cuando dos palabras poseen un significado opuesto o contrario. Estas palabras reciben el nombre de antónimas. CLASES DE ANTÓNIMOS:

  • Antónimos totales. Los antónimos se excluyen sin que existan grados intermedios: hombre/mujer, vivo/muerto.
  • Antónimos parciales o graduales. Las palabras antónimas constituyen los extremos de una gradación, porque existen palabras intermedias: blanco/negro (existe toda la gama de grises y de otros colores), frío/caliente (existe el término templado).
  • Antónimos recíprocos. El significado de una palabra implica y presupone la existencia de la otra: comprar/vender, entrar/salir.

Dentro de estos antónimos, y aunque no se trate de un caso similar, suelen incluirse las palabras que se refieren a relaciones familiares: padre/hija, tía/sobrino.

4. Polisemia y homonimia

4.1. Llamamos polisemia a los distintos significados que posee una palabra. Estos significados mantienen entre sí una mínima relación.

Los diferentes significados de una palabra polisémica aparecen en el diccionario bajo una misma entrada. Cada uno de ellos recibe el nombre de acepción. Las acepciones aparecen numeradas y, en ocasiones, se acompaña de un ejemplo que ilustra los significados específicos de esa palabra en un contexto determinado. Por ejemplo, si buscamos en el diccionario la palabra operación, encontraremos las siguientes acepciones:

Ejemplo: Operación I. Acción y efecto de operar. La operación de corazón fue un éxito. 2. Negociación o contrato sobre valores o mercancías. Operación de bolsa, de descuento. 3. Conjunto de reglas que permiten, partiendo de una o va- rias cantidades o expresiones, obtener otras, llamadas resultados. Suma, resta, multiplicación y división son operaciones básicas.

4.2. Llamamos homonimia a la coincidencia en la forma o en la pronunciación de dos palabras distintas. Estas palabras no mantienen entre sí nin- guna relación de significado.

Las palabras homónimas aparecen en el diccionario en entradas distintas. Si buscas, por ejemplo, la palabra regata, encontrarás:

1 Regata. Surco por donde se lleva el agua a las huertas y jardines.
2 Regata. Deporte de competición en el que participan dos o más lanchas o embarcaciones ligeras.

Las palabras homónimas pueden ser de dos tipos:

  • Homófonas. Tienen una ortografía diferente, pero se pronuncian igual. Por ejemplo: tuvo (del verbo tener) y tubo (de tubería).
  • Homógrafas. Se escriben y pronuncian de la misma manera. Por ejemplo: vela (de un barco) y vela (para iluminar).

 

 

CUADRO CLASIFICACIÓN DE TIPOS DE DETERMINANTES Y PRONOMBRES

  DETERMINANTES PRONOMBRES
ARTÍCULO La niña está cansada  NO HAY
PRONOMBRES PERSONALES NO HAY Ella no tiene paciencia
DEMOSTRATIVOS Esta comida es muy sabrosa Esto me encanta
POSESIVOS Sus ojos son verdes Los tuyos son azules
NUMERALES Tiene once años Los dos son inteligentes
INDEFINIDOS No tiene ningún lápiz Alguien lo dirá
RELATIVOS El vecino cuyo perro ladra se llama Juan El libro que has leído es interesante
INTERROGATIVOS

EXCLAMATIVOS

¿Cuántos años tienes?

¡Qué idea tengo!

¿Quién ha llamado?

¡Cuántos tienes!

REDACCIÓN. Ver el cortometraje SEÑALES; (Signs) y, tras observar a los dos personajes, Jason y Stacey, elegimos uno de ellos para hacer una descripción literaria subjetiva.

ENLACE CORTOMETRAJE

Recordamos qué tenemos que hacer:

Presentación: La redacción debe realizarse en una hoja. En la parte superior debe escribirse el nombre y apellidos del alumno y el curso al que pertenece. Se debe escribir con bolígrafo de tinta azul o negra.

Ortografía: El texto puede revisarse en casa cuantas veces sea necesario. Por ello, no debe haber ninguna falta de ortografía.

Contenido y originalidad. El contenido es un aspecto muy importante. Se valorará la expresión correcta y adecuada, así como la originalidad y la creatividad. Se penalizarán contenidos inadecuados.

Se trata de que veamos un cortometraje titulado Señales (Signs) y que, tras observar a los dos personajes que aparecen, Jason y Stacey, elijamos uno de ellos para hacer una descripción literaria subjetiva. Recordamos qué tenemos que hacer:

  • Elegir qué tipo de descripción de personas vamos a realizar: prosopografía (descripción del aspecto físico del personaje); etopeya (descripción del carácter y la personalidad del personaje) o un retrato (descripción de los aspectos físicos y del carácter y la personalidad del personaje).
  • Ver el cortometraje y elegir al personaje que vamos a describir.
  • Observar con atención y tomar notas sobre los aspectos físicos o psíquicos que queremos describir.
  • Seleccionar los datos que queremos destacar.
  • Recordamos las características de la descripción: abundancia de sustantivos y adjetivos, pocos verbos y los que aparecen son copulativos (ser, estar y parecer) y descriptivos (con poca acción) y marcadores de orden para “ordenar” el texto.

Como nuestra descripción es literaria, utilizamos figuras literarias. En nuestra redacción debe aparecer al menos una comparación. Manos a la obra.